...que te levantás, te vestís, te peinás...

Laurita: - Decime, ¿a vos no te pasa que te levantás, te vestís, te peinás, te maquillás, te arreglás toda, saludás a tu familia, salís a la calle, esperás el bondi en una parada llena de gente, subís, le sonreís al chofer, sacás boleto, viajás, pasás por la biblioteca a devolver unos libros, caminás un poco, sacás boleto de tren (sonrisa, por favor, gracias), te comés como una lady el viaje en un vagón espantoso, después viajás en subte (gracias al cielo por esa bendita tarjeta que te ahorra las colas para sacar boleto), llegás a destino, todavía caminás unas cudadras más por la city porteña, saludás al de seguridad, a los porteros, te metés al ascensor... y ahí, en ese cubículo lleno de espejos, descubrís, horrorizada, una mancha brutal de pasta dental al costado de tu boca?
Ana Paula: - No, a mí no me pasa.

4 dicen que les pasa... o no se hacen cargo:

Sabrina dijo...

me paso..pero con una mancha de tinta por morder una pluma :(

CookieTime dijo...

Esto de la pasta dental ya viene siendo un problema conmigo.

No es que me pasó una vez, van varias...

Dago dC... dijo...

Jaaaaaaaaa!!!! no te puedo creer!!!!!... jajajaja! justamente esta mañana una chica en el colectivo me dijo "flaco... tenes... no se...algo ahi en la boca"... jaaa! casi me muero... jajajaj y ahora leo esto! es terrible!

CookieTime dijo...

jajajajaja
Y bueno, parece que la unica que zafa es Ana Paula...

 
 
 

VIII Ley de Laurita

Si tenías que ir al supermercado a comprar una sola cosa muy importante y necesaria y salís del supermercado habiendo pagado por más de 10 artículos, hay un 80% de posibilidades de que al llegar a tu casa descubras que no agarraste de la góndola ese producto que necesitabas comprar cuando saliste.

IX Ley de Laurita

Si la ventana de chat que se cierra contenía información importante que debía ser guardada, el historial no estará habilitado.

X Ley de Laurita

Si alguien que no debe leer tu blog lo descubre, las probabilidades de que entienda lo escrito son directamente proporcionales a las menciones (veladas o no) de hechos/personas de su conocimiento y/o al daño que su reacción frente a tal descubrimiento pueda causar, lo que sea que resulte más perjudicial para tu persona.