...que estás buscando el partido Argentina-Ghana...

Laurita: - Decime, ¿a vos no te pasa que estás buscando el partido Argentina-Ghana y parás en un canal donde está hablando un negro* y tardás en entender que el negro habla en castellano y que de fondo se ven los colores azulgrana de San Lorenzo y que, presumiblemente, sintonizaste el partido equivocado ...y de hecho no te avivás del todo de lo que sucede hasta que tu novio te palmea el hombro con empatía, y tolerante y comprensivo frente a tu lentitud mental te explica que ese es otro partido y no el que estás queriendo ver, para después decirte "esto se postea"?

Ana Paula: - No, a mí no me pasa.


* (Párrafo corregido para evitar suspicacias):
Lo de negro no es despectivo. Hablo de un respetable morochaso que 

juega al futbol en Perú y que por sus razgos físicos 
evidentemente tiene varios antepasados de etnias africanas,
no me refiero a un muchacho de esos
que escuchan música
catinga en el celular
sin auriculares.


4 dicen que les pasa... o no se hacen cargo:

Marcos dijo...

Todos somos "descendientes de habitantes originarios del continente africano".

Laurita dijo...

Hablás por vos marcos, yo soy extraterrestre. :P

Nací en un planeta alejado de la galaxia del que me desterraron cuando vieron que no era una "Ana Paula"... ;(

PD: Vale tu aclaración igual. Así que corregí la nota. :D

LS dijo...

jajajajajajajajaajajajajaja

Diego dijo...

jajaja

lo mejor es el *, lejos

 
 
 

VIII Ley de Laurita

Si tenías que ir al supermercado a comprar una sola cosa muy importante y necesaria y salís del supermercado habiendo pagado por más de 10 artículos, hay un 80% de posibilidades de que al llegar a tu casa descubras que no agarraste de la góndola ese producto que necesitabas comprar cuando saliste.

IX Ley de Laurita

Si la ventana de chat que se cierra contenía información importante que debía ser guardada, el historial no estará habilitado.

X Ley de Laurita

Si alguien que no debe leer tu blog lo descubre, las probabilidades de que entienda lo escrito son directamente proporcionales a las menciones (veladas o no) de hechos/personas de su conocimiento y/o al daño que su reacción frente a tal descubrimiento pueda causar, lo que sea que resulte más perjudicial para tu persona.